lunes, 3 de septiembre de 2018

¿Quién inspiró el Corán? Posibles influencias.



En este capítulo, me propongo explorar, como es obvio, la autoría del Corán. Para ello, voy a recurrir a la tradición islámica, el hadiz.
Cuestionar la autoría del Corán es una grave blasfemia en el Islam. El Corán es lo mas santo que existe por debajo de Allah, un libro que existió eternamente con Él. Un musulmán puede enfrentar la pena de muerte por tan siquiera mostrar un átomo de duda sobre la autenticidad del Corán.
Sin embargo, ninguna guía básica del Islam estaría completa sin hablar de este tema.

Así, que ya que. Veamos los nombres de las principales influencia de Muhammad:


Imrul Qays.

En la antigua Arabia, la poesía era una pasión. Los poetas eran muy apreciados en la sociedad, y las palabras de muchos poetas consumados se consideraban al lado de la palabra de Dios.
En una tierra desértica y...aburrida, los árabes solían encontrar su divertimento, su alimento mental, en las hipnóticas palabras de los poetas. Siete de estos poetas tenían sus obras permanentemente publicadas en las paredes de la Ka'ba: Los famoso Mu'allaqat, o suspendidos.

El Diccionario del Islam, escribe que esos versos también se conocían como Muzahhabat o los poemas de oro, por que estaban escritos en oro. Los autores de esos versos poéticos fueron Zuhair, Trafah, Imrul Qays, Amru Ibn Kulsum, al-Haris, Antarah y Labid.

Entre los siete poetas inmortales, el indiscutible rey de la poesía árabe fue Imrul Qays. Él era un príncipe, debido a que su padre era un rey tribal. A través de su apasionada devoción a la poesía y al amor, irritó a su padre y fue expulsado de su palacio. A partir de entonces, llevó una vida solitaria criando ovejas y creando poesía.
Cuando su tribu fue casi exterminada en una guerra tribal, se convirtió en vagabundo y vivió una vida melancólica hasta llegar a Constantinopla, donde un gobernante romano lo ejecutó por que ganó el corazón de una princesa. Murió entre el 530 y el 540 dC, mucho antes del nacimiento de Muhammad, quien probablemente y como muchos árabes de su época, memorizó mas de uno de sus versos.
Se dice que lo declaró el mas grande de los poetas árabes.

Los cronistas del Corán generalmente citan sura Al-Alaq (El Coágulo, sura 96), como la primera revelación de Allah a Muhammad. Sin embargo, no todos están de acuerdo con esta consideración.
El Diccionario del Islam, citando fuentes islámicas, nos dice que algunas de las posibles suras iniciales del Corán son: az-Zalzalah (El terremoto), al-Asr (El Día de la Declinación, o El Tiempo),  al-Adiyat (Los que Galopan), y al-Fatiha (La Apertura).

Esas suras fueron cortas, profundas en espiritualidad y apasionantes. Puede valer la pena examinar dos de esas suras:

Sura 99 (El Terremoto).

(1)
Cuando la tierra sea sacudida por su propio temblor.

(2)
Y cuando la tierra expulse lo que pesa en su seno.

(3)
Y diga el hombre: ¿Qué tiene?

(4)
Ese día contará lo que sabe

(5)
porque tu Señor le inspirará.

(6)
Ese día los hombres saldrán en grupos para ver sus obras:

(7)
Y el que haya hecho el peso de una brizna de bien, lo verá;

(8)

y el que haya hecho el peso de una brizna de mal, lo verá. 


Sura 103 (El Día de la Declinación).

(1)
¡Por el Tiempo*!
[Este juramento puede entenderse también: ¡Por la tarde!; o, ¡Por el tiempo de `Asr! (la oración de la tarde), de acuerdo con las acepciones del término árabe.]

(2)
Que es cierto que el hombre está en pérdida*.
[Es decir: Está en un devenir de disminución, de mengua; va perdiendo progresivamente todo lo que tiene mientras se acerca a la muerte.
Algunos comentaristas entienden otro sentido, en cierta forma complementario: "el hombre camina hacia la perdición, excepto los que creen, etc..."]

(3)
Pero no así los que creen, llevan a cabo las acciones de bien, se encomiendan la verdad y se encomiendan la paciencia 


W. St. Calir-Tisdall, el autor del famoso ensayo El Origen del Islam, al comparar dos pasajes de Sabaa Mu'allaqat encuentra una gran similitud con un algunos versos del Corán. Un par de ellos:


La Hora se acerca y la luna se ha partido en dos. (Sura 54:1).

¡Por la luz de la mañana! (Sura 93:1).

Al comentar sobre 54:1, W. St. Clair-Tisdall escribe:

"Era la costumbre del momento y los oradores de colgar sus composiciones sobre la Kaaba; y sabemos que los siete Mu'allaqat fueron expuestos. Se nos dice que Fátima, la hija del Profeta, estaba repitiendo un día al leer el versículo anterior. Justo en ese momento se encontró con la hija de Imrul Qays, que gritó: "Oh eso es lo que tu padre le ha quitado a uno de los poemas de mi padre, y lo llama algo que le ha llegado del cielo"; y la historia se cuenta comúnmente entre los árabes hasta ahora  [...] ¡La conexión entre la poesía de Imra'ul Qays y el Corán es tan obvia que los musulmanes no pueden dejar de sostener que existieron con este último en la mesa celestial desde la eternidad! ¿Qué responderá entonces? Que las palabras fueron tomadas del ¿Corán y entró en el poema? ​​- una imposibilidad. ¿O que su escritor no era realmente Imra'ul Qays, sino algún otro que, después de la aparición del Corán, tuvo la audacia de citarlos allí como ahora aparecen? ¡Algo difícil de probar! "


Zayd bin Amr bin Naufal


Sahih al Bukhari, volumen 7, libro 67, número 407:

Narrado 'Abdullah:

El Apóstol de Alá dijo que conoció a Zaid bin 'Amr b. Nufail en un lugar cerca de Baldah y esto había sucedido antes de que el Apóstol de Alá recibiera la Inspiración Divina. El Apóstol de Alá le presentó un plato de carne (que le habían ofrecido los paganos) a Zaid bin 'Amr, pero Zaid se negó a comerlo y luego dijo (a los paganos): "No como de lo que matas en tus altares de piedra (Ansabs) ni como, excepto aquello en lo que se ha mencionado el nombre de Alá en la matanza ".

[Nota: Es curioso el hecho de que Allah mismo prohíbe en el Corán el consumir carne que se haya sacrificado en nombre de cualquiera que no sea Él, Corán 2:173]


Sahih al Bukhari, volumen 5, libro 7, número 169:


Narrado 'Abdullah bin' Umar:

El Profeta se encontró con Zaid bin 'Amr bin Nufail en el fondo de (el valle de) Baldah antes de que cualquier Inspiración Divina llegara al Profeta. Se le presentó una comida al Profeta, pero él se negó a comer de ella. (Entonces fue presentado a Zaid) quien dijo: "No como nada que sacrifiques en nombre de tus ídolos de piedra. No como nada más que aquellas cosas sobre las cuales se ha mencionado el nombre de Alá en el momento de la matanza". Zaid bin 'Amr solía criticar la forma en que Quraish solía sacrificar a sus animales, y solía decir: "Alá ha creado las ovejas y ha enviado el agua para ello desde el cielo, y ha cultivado la hierba para ello de la tierra". Sin embargo, tú lo matas en otro que no sea el Nombre de Allah. Solía ​​decirlo, porque rechazó esa práctica y la consideró como algo abominable.

Narrado Ibn 'Umar:

 Zaid bin' Amr bin Nufail fue a ver a Sham, preguntando acerca de una verdadera religión a seguir. Conoció a un erudito religioso judío y le preguntó sobre su religión. Él dijo: "Tengo la intención de abrazar tu religión, así que cuéntame algo al respecto". El judío dijo: "No aceptarás nuestra religión a menos que recibas tu parte de la ira de Alá". Zaid dijo: "No corro excepto por la Ira de Alá, y nunca soportaré un poco si tengo el poder para evitarlo. ¿Puedes hablarme de alguna otra religión?" Él dijo: "No conozco otra religión, excepto la Hanif". Zaid preguntó: "¿Qué es Hanif?" Él dijo: "Hanif es la religión de (el profeta) Abraham, que no era ni judío ni cristiano, y solía adorar a nadie más que a Allah (solo)" Entonces Zaid salió y se encontró con un erudito religioso cristiano y le dijo lo mismo como antes. El cristiano dijo: "No abrazarán nuestra religión a menos que reciban una porción de la Maldición de Allah". Zaid respondió: "No corro excepto por la Maldición de Alá, y nunca tendré la Maldición de Alá y Su Ira si tengo el poder para evitarlos. ¿Me hablarás de alguna otra religión?" Él respondió: "No conozco ninguna otra religión, excepto Hanif". Zaid preguntó: "¿Qué es Hanif?" Él respondió: Hanif es la religión de (el profeta) Abraham, que no era ni judío ni cristiano, y solía adorar a Nadie más que a Alá (Alone) "Cuando Zaid escuchó su declaración sobre (la religión de) Abraham, dejó ese lugar y cuando salió, levantó ambas manos y dijo: "¡Oh Allah! Te hago mi testigo de que estoy en la religión de Abraham ".

Narrado Asma bint Abi Bakr: 

Vi a Zaid bin Amr bin Nufail parado de espaldas contra la Kaaba y diciendo: "¡Oh gente de Quraish! Por Alá, ninguno de ustedes está en la religión de Abraham, excepto yo". Solía ​​preservar la vida de las niñas: si alguien quería matar a su hija, él le decía: "No la mates porque la alimentaré en tu nombre". Así que la tomaría, y cuando ella creciera bien, él le diría a su padre, "Ahora si la quieres, te la entregaré, y si deseas, la alimentaré en tu nombre".

¿Quién es este Zaid? Pues, casi toda la información que tenemos sobre él procede de una fuente que no es del todo confiable, Ibn Ishaq.

Muḥammad ibn Isḥāq ibn Yasār ibn Khiyār, fue un historiador árabe, y biógrafo de Muhammad. Su padre y sus dos tíos recopilaron y difundieron información acerca de Muhammad en Medina, volviéndose pronto toda una autoridad en materia de las campañas militares del Profeta.
Estudió en Alejandría y posteriormente se trasladó a Irak, donde conoció gente que le proporcionó información para su biografía, que pronto se volvió la mas popular crónica en su tema.

Sin embargo, hay un par de problemas con Ibn Ishaq, por los cuales me abstuve de usarlo como fuente hasta el momento:

1)Su biografía orginal no sobrevivió.
2)La opinión de sus contemporáneos sobre su trabajo.
3)Lo que los eruditos no musulmanes dicen sobre Ibn Ishaq.

1)El texto original de Sirat Rasul Allah de Ibn Ishaq, no sobrevivió. Sin embargo, gran parte del texto original fue copiado en un trabajo propio por Ibn Hisham, el cual afirmó:


"Si Dios quiere, comenzaré este libro con Ismael hijo de Ibrahim y mencionaré los de sus descendientes que fueron los antepasados ​​del apóstol de Dios uno por uno con lo que se sabe de ellos, sin tomar en cuenta a los otros hijos de Ismael, omitiendo algunos de las cosas que se han registrado en este libro en las que no se menciona al apóstol y acerca de las cuales el Corán no dice nada y que no son relevantes para nada en este libro o una explicación o prueba de ello, poemas que cita que ninguna autoridad en la poesía con la que me he encontrado conoce, cosas de las que es vergonzoso hablar, asuntos que causarían angustia a ciertas personas, y los informes que al-Bakka'i me dijeron que no podía aceptar como confiables, todas estas cosas que tengo omitido. Pero si Dios quiere, daré un recuento completo de todo lo demás hasta donde se sepa y la tradición confiable esté disponible.".

[La vida de Mahoma, una traducción del Sirat Rasul Allah de Ibn Ishaq, con introducción y notas de Alfred Guillaume [Karachi Oxford University Press, Karachi, Décima impresión 1995, p. 691]

2) Shaykh ibn Taymiyyah dijo:
"Alá ha proporcionado evidencia (es decir, Isnad) que establece la autenticidad o la falta [de autenticidad] de las narraciones que son necesarias en asuntos de la religión. Es bien sabido que la mayoría de lo que se informó en los aspectos de Tafsir (comentarios sobre el Corán) es similar a [las] narraciones que informan Maghazi (o Sira) y batallas, promoviendo al Imán Ahmad para declarar que tres asuntos no tienen Isnad: Tafsir, Mala'him (es decir, grandes batallas) y Maghazi. Esto se debe a que la mayoría de sus narraciones son del Maraseel (sin compañeros confiables ni sucesor) tipo, como narraciones informadas por Urwah Ibn az-Zubair, ash-Sha'bi, az-Zuhri, Musa Ibn Uqbah e Ibn Ishaq ". (Sheik Ibn Taymiyyah, Majmu 'Al Fataawa, Volumen, 13, página 345).

Imam Malik en Ibn Ishaq:

El Imam Malik no fue el único contemporáneo de Ibn Ishaq en tener problemas con él. A pesar de escribir la primera biografía del Profeta Muhammad, eruditos como al-Nisa'I y Yahya b. Kattan no vio a Ibn Ishaq como una fuente confiable o autorizada de Hadith. (Jones, J.M. Ibn Ishak. Vol. IV, en Encyclopaedia of Islam, editado por Ch. Pellat, y J. Schacht V.L.M.B. Lewis. Londres: Luzac & Co., 1971: páginas 810-811).

Malik bin Anas Bin Malik bin Abu Amir Al-Asbahi (715-801 dC) o Imam Malik vivió en la época de de todos los coleccionistas de los hadices (Bujari, Muslim, Abu Dawud, etc.). . Nació más de 80 años después de la muerte del Profeta. Imam Malik era compilador de una respetada colección de hadices, llamada Muwatta. El Imam Malik era un erudito del hadith. El Imam Malik llamó a Ibn Ishaq mentiroso e impostor por escribir historias falsas sobre el Profeta Muhammad, y dijo que Ibn Ishaq "informa las tradiciones bajo la autoridad de los judíos" (Kadhdhab y Dajjal min al-dajajila, Uyun al-athar, I, 16-7).

En su valiosa presentación, Ibn Sayyid al-Nas ofrece una amplia encuesta de las polémicas opiniones sobre Ibn Ishaq. En su introducción completa a la edición de Góttingen de la Sira, Wustenfeld a su vez recurre ampliamente a Ibn Sayyid al-Nas.

Imam Hanbal y Iand Ahmad sobre Ibn Ishaq:

Al imán Ahmad Ibn Hanbal se le preguntó acerca de los informes solitarios de Ibn Ishaq si se los consideraba confiables. Él dijo" ¡No!". Ver Tahdhib al-Tahdhib, Da'ira Ma'arif Nizamia, Hyderabad, 1326 A.H. vol.9 p.43

Debido a sus  tadlīs (fuentes irreales), muchos eruditos, incluido Muhammad al-Bukhari, casi nunca usaron sus narraciones en sus libros de sahih. Los estudiosos de hadith no confían en ninguna de sus narraciones.

3)Lo que los eruditos no musulmanes dicen sobre Ibn Ishaq.

El trabajo de Ibn Ishaq es muy criticado, debido a contener historias falsas sobre la vida de Muhammad. 

Al respecto, Robert Spencer nos dice que sin embargo, la vida de Muhammad de Ibn Ishaq es tan descaradamente hagiográfica que su exactitud es cuestionable. (Spencer, Robert: The Truth about Muhammad, Regnery Publishers, 2006 pg 25).

Por todas estas razones, evité y voy a evitar usar a Ibn Ishaq de referencia. Decidí hacer esta intervención en vistas de que es muy común de parte de los críticos del Islam usar a Ibn Ishaq de fuente. Craso error: Esto no sólo le quita seriedad a sus trabajos, sino que deja como tontos a sus lectores al primer debate con un musulmán formado.

Habiendo hecho esta aclaración, continuemos.

Lo que podemos deducir de los escritos de al-Bukhari, es que Zayd era un hanifista ¿Y que es un hanifista? Durante el tiempo de Muhammad, el paganismo árabe estaba, por decirlo de alguna manera, en decadencia, y un movimiento religioso, representado por librepensadores que buscaban una religión que satisfaciera sus necesidades espirituales. Este movimeinto, eran los hanifistas, o simplemente, hanifs.
El Diccionario del Islam, escribe que el significado original de hanif era un converso o perverso, un tipo de apóstata, por decir.

W. St. Clair-Tisdall escribe: "La palabra hanif, de hecho, originalmente significaba 'inmundo' o 'apóstata ', y fue tan utilizada por los idólatras árabes para Zaid, porque abandonó la adoración de los dioses".

Mas adelante, Muhammad usó la palabra hanif para referirse, primero, a la religión de Abraham (Corán 3:67), y mas adelante para cualquier creyente del Islam.

Creo que es obvio por qué creo que es posible que Zaid tuviera alguna influencia en la redacción del Corán, y que es seguro que el movimiento hanifista sirvió de inspiración para el Profeta.

Algunos de los versículos que Zaid pudo haber inspirado son:


Y dicen: ¡Tenéis que ser judíos o cristianos! Di: Al contrario, (seguimos) la religión de Ibrahim que era hanif*, y no uno de los asociadores. (Sura 2:135)

Di: Allah ha dicho la verdad, seguid pues la religión de Ibrahim, que era hanif y no de los que asocian.(Sura 3:95).


¿Y quién es mejor en su Práctica de Adoración que aquel que ha sometido su rostro a Allah, hace el bien y sigue la religión de Ibrahim como hanif? Y Allah tomó a Ibrahim como amigo íntimo. (4:125)

Di: Mi Señor me ha guiado a un camino recto, una práctica de Adoración auténtica, la religión de Ibrahim, hanif, que no era de los que asocian. (6:161).

Como mencionamos arriba, Zaid estaba totalmente en contra de la práctica pagana de enterrar mujeres vivas. Algunas de los versículos que en este sentido pudieron proceder de él son:

Y cuando a alguno de ellos se le anuncia el nacimiento de una hembra su rostro se ensombrece y tiene que contener la ira. (Sura 16:58)

No matéis a vuestros hijos por temor a la miseria, Nosotros los proveemos a ellos y a vosotros. Que los matéis es una falta enorme. (Sura 17:31)

Cuando la niña enterrada viva sea preguntada  por qué crimen la mataron. 
(Sura 81:8)



Salman el Persa.

Salman el Persa fue originalmente un devoto zoroastriano de Isfahan, Persia. Mas tarde, se convirtió al cristianismo, para luego ser vendido como esclavo a un judío de Banu Qurayza.
Cuando Muhammad llegó a Medina, se encontró con Salman, quien con ayuda de los musulmanes logró comprar su libertad y se convirtió al Islam, volviéndose un ferviente compañero de Muhammad.
Durante la batalla de Ahzab, la idea de construir trincheras fue suya. Conocía bien los libros de los persas, los de los judíos, y los de los griegos. Alí dijo acerca de él (La dependencia del viajero, p.1093): "Él era un hombre de nosotros y para nosotros, la línea de la casa profética, y en relación con usted como el sabio Luqman, habiendo aprendido el primer conocimiento y el último [...]  un mar exhaustivo ". 
Sin lugar a dudas, Muhammad debió haberse basado en Salman el Persa para sus historias bíblicas, así como para su descripción del Paraíso y el Infierno.
Aisha narró que Salman y Muhammad solían pasar incontables horas discutiendo asuntos religiosos.


Cristiano anónimo.


Sahih al Bukhari, volumen 4, libro 56, número 814:

Narrado Anas:

Hubo un cristiano que abrazó el Islam y leyó Surat-al-Baqara y Al-Imran, y solía escribir (las revelaciones) para el Profeta. Más tarde volvió al cristianismo y solía decir: "Mahoma no sabe nada más que lo que le escribí". Entonces Alá hizo que muriera, y la gente lo enterró, pero a la mañana vieron que la tierra había arrojado su cuerpo. Dijeron: "Este es el acto de Mahoma y sus compañeros. Cavaron la tumba de nuestro compañero y sacaron su cuerpo porque se había escapado de ellos". Nuevamente cavaron la tumba profundamente para él, pero por la mañana vieron de nuevo que la tierra había arrojado su cuerpo. Dijeron: "Este es un acto de Mahoma y sus compañeros. Cavaron la tumba de nuestro compañero y arrojaron su cuerpo fuera de él, porque se había escapado de ellos". Cavaron la tumba para él lo más profundo que pudieron, pero por la mañana volvieron a ver que la tierra había arrojado su cuerpo. Entonces creyeron que lo que le había sucedido no fue hecho por seres humanos y tuvieron que dejarlo tirado (en el suelo).


No hay mucho mas que decir sobre esto.

Los sabianos.


Los sabianos habitaban en Siria, eran los seguidores de los profetas Set e Idris (Enoch).
Los sabianos ayunaban durante 30 noches hasta el amanecer, observaron Eid y la oración por los muertos sin postrarse.  Muhammad simplemente adaptó el ayuno sabiano, solo que en lugar de ser este desde el anochecer al amanecer, es desde el amanecer al anochecer, e incorporó el Eid y la oración por los muertos tal y como estaban. De hecho, el Corán mismo reconoce este hecho:

¡Creyentes! Se os ha prescrito el ayuno al igual que se les prescribió a los que os precedieron. ¡Ojalá tengáis temor (de Allah)! (Sura 2:183).

Los sabianos poseían un libro llamado Páginas de Set, observaron 7 oraciones por día, cinco de las cuales son a las mismas horas a las que Muhammad ordenó orar a sus seguidores. También honraban a la Ka'ba. Muhammad probablemente aprendió sobre los ritos sabeos de Salman el Persa, quien había vivido una importante fracción de su vida en Siria.

El Diccionario del Islam nos dice que adoraron a las estrellas en secreto, pero abiertamente profesaban ser cristianos. Otros dicen que pertenecían a la religión de Sabi, el hijo de Set, hijo de Adán. Su Qiblah estaba hacia el Sur, de donde sopla el viento.
Muhammad los consideró los verdaderos creyentes en Allah. De hecho, el Diccionario del Islam registra que estos solían llamarlo sabi, el que se ha apartado de la religión de los Quraysh.
El Corán los menciona tres veces en los siguientes versículos:

Cierto que los que han creído*, los que siguen el judaísmo, los cristianos y los sabeos, si creen en Allah y en el Último Día y actúan rectamente, tendrán su recompensa ante su Señor y no tendrán que temer ni se entristecerán. (Sura 2:62).

Es cierto que aquéllos que han creído y los judíos, sabeos y cristianos que crean en Allah y en el Último Día y obren con rectitud, no tendrán que temer ni se entristecerán. (Sura 5:69).

 Los que creen, los que practican el judaísmo, los sabeos, los cristianos, los adoradores del fuego y los que asocian... Allah hará distinciones entre ellos el Día del Levantamiento, realmente Allah es Testigo de cada cosa. (Sura 22:17).

Waraqa bin Naufal.

Los biógrados de Muhammad no nos dicen nada sobre la religión de su primera esposa, Khadija.
Sin embargo, podemos inferir que su fe pudo haber sido cristiana, por influencia de su primo,Waraqa.
Ellos dos solían discutir con Muhammad sobre cuestiones cristianas y judías con Muhammad, lo cual puede haberle llevado a cuestionarse su sistema de creencias al nacer, es decir, el paganismo.
Aprendemos de Sahih al Bukhari que Waraqa solía leer el Evangelo en árabe, lo cual confirma que de hecho ese libro estaba traducido en esa lengua cuando Muhammad vivía (contrario a lo que afirma la apologética musulmana).

Sahih al Bukhari, volumen 4, libro 55, número 605:

Narrado 'Aisha:

El Profeta regresó a Khadija mientras su corazón latía rápidamente. Ella lo llevó a Waraqa bin Naufal, que era un converso cristiano y solía leer los Evangelios en árabe. Waraqa preguntó (al Profeta): "¿Qué ves?" Cuando él le dijo, Waraqa dijo: "Ese es el mismo ángel que Allah le envió al Profeta Moisés. Debo vivir hasta que recibas el Mensaje Divino, yo te apoyaré fuertemente".

Waraqa realizó, además, su propia traducción del Evangelio en árabe, tal y como nos dice la misma colección de hádices:

Sahih al Bukhari, volumen 6, libro 60, número 478:

Narrado Aisha:

 "[...]Khadija luego lo llevó a Waraqa bin Naufil, el hijo del tío paterno de Khadija. Waraqa se había convertido al cristianismo en el Período Pre-islámico y solía escribir árabe y escribir el Evangelio en árabe como tanto como Allah deseaba que escribiera[...]"

Waraqa sabía incluso leer y escribir en hebreo:

Sahih al Bukhari, volumen 1, libro 1, número 3:

[...] Khadija luego lo acompañó a su primo Waraqa bin Naufal bin Asad bin 'Abdul' Uzza, quien, durante el Período Pre-islámico, se hizo cristiano y solía escribir la escritura con letras hebreas. Él escribiría desde el Evangelio en hebreo tanto como Allah deseaba que escribiera [...]

Es, por tanto, lógico pretender que Waraqa pudo tener algo que ver en la redacción del Corán. Tener un erudito de su talla en tu entorno cercano es ideal para aprender multitud de historias bíblicas, que mas tarde se plasmarían en la mayor obra en árabe que la historia registra.



Fuente

Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario