domingo, 26 de agosto de 2018

El Corán.

El Corán es, como ya vimos, el libro sagrado del Islam, que se considera en esta fe, contiene la palabra de Dios. Se compone de 114 suras (capítulos) ordenados de mayor a menor, mas no en orden cronológico. Es en este sentido que, se cree, la primera sura del Corán es la 96, y las primeras aleyas: ¡Lee en el nombre de tu Señor que ha creado!  Ha creado al hombre de un coágulo. (Corán 96: 1-2). 
Este libro, también llamado Alcorán, Qurán o Korán, menciona en sus páginas a varios personajes de otros libros sagrados, tales como Jesús, María, Moisés, Adán, etcétera.
Es curioso señalar además que  existen diferencias sustanciales entre las narraciones bíblicas y coránicas. Así, por ejemplo, en el Corán Jesús no es crucificado, Adán habita inicialmente en el Cielo para luego descender a la Tierra al pecar, y demás.
Los musulmanes creen que el Corán es la palabra eterna e increada de Allah, un libro que ha existido por siempre con Él. Por ello, su transmisión ha de ser exactamente como la versión original. Pese a eso, existen dudas sobre la perfecta preservación del Corán, que quizá trate en otro ensayo.


El Corán, pese a declararlo (Sura 16:89), no es del todo claro en su expresión, es decir, es con frecuencia difícil de interpretar. Es por esta razón que se requiere de exégesis para ello.
Estas exégesis se llaman tafsirs, siendo los mas famosos el Tafsir de Ismail Ibn Kathir, y el de Abd Allah Ibn Abbas, un compañero del profeta.  Es en base a estos libros que el musulmán neófito, o el occidental curioso, pueden interpretar ciertas aleyas coránicas.

Pero hay otra cuestión interesante en el Corán, y es que al parecer, algunas aleyas, en particular relacionadas con las normas, son contradictorias. Ahora: ¿Cómo resuelven algunos musulmanes este problema? Pues, con el siguiente verso coránico:  No hay signo que suprimamos o hagamos olvidar sin traer en su lugar algo similar o mejor. ¿Acaso no sabes que Allah es Poderoso sobre todas las cosas? (Corán 2:106).

La idea es, básicamente, que ciertas aleyas del Corán son suprimidas por otras. En particular, Sahih al Bukhari y los principales tafsirs, están repletos de aleyas abrogando otras.

En este enlace, encontrará usted un listado de las diferentes abrogaciones del Corán.
Sin embargo, voy a centrarme en algunas de ellas en particular:

Y combatid en el camino de Allah a quienes os combatan a vosotros pero no os propaséis; es cierto que Allah no ama a los que se exceden. (Sura 2:190)

Abrogada por:

Y cuando hayan pasado los meses inviolables, matad a los asociadores donde quiera que los halléis.
Capturadlos, sitiadlos y tendedles toda clase de emboscadas; pero si se retractan, establecen el salat y entregan el zakat, dejad que sigan su camino.(Sura 9:5).

[Nota: Muchos musulmanes argumentan que es posible que esta aleya se deba entender en el contexto global del Corán, como una llamada a luchar contra los idólatras que los atacaban. Y tienen razón. El problema radica en que esto es poco probable por la parte en negrita: Esas son cosas que los paganos sólo podrían hacer si se convertían, debido a que el salat es una copia de las oraciones sabianas, que no existían en el culto pagano. Añado a esto el hecho de que la palabra "pero" en este contexto, establece una objeción. No por que si los principales intérpretes islámicos la consideran una abrogación. Además, este libro trata sobre lo que piensan los musulmanes, no sobre lo que el Corán dice. Es eso lo que verdaderamente importa a la hora de definir las relaciones entre el mundo islámico y Occidente]

Muchos de la Gente del Libro desearían que renegarais después de haber creído y una vez que la verdad se les ha hecho patente, por la envidia que sienten sus almas.
No obstante perdonad y pasad por alto hasta que Allah traiga Su mandato; ciertamente Allah tiene poder sobre todas las cosas. 
(Sura 2:109).


Abrogada por:

Combatid contra aquéllos, de los que recibieron el Libro, que no crean en Allah ni en el Último Día, no hagan ilícito lo que Allah y Su mensajero han hecho ilícito y no sigan la verdadera práctica de Adoración,hasta que paguen la yizia con sumisión y aceptando estar por debajo. (Sura 9:29).

Es en base a estas dos aleyas y algunas mas (Especialmente los famosos versos de la espada, Sura 9:5) que se sustenta la doctrina de la jihad militar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario