lunes, 28 de mayo de 2018

Historia de Allah.

Cuando estudiamos seriamente a Allah como deidad, notamos que ciertamente tiene una historia interesante.
En la antigua Arabia, Allah era adorado por los antiguos árabes, que lo identificaban posiblemente con la Luna, brillando poderosamente en el cielo nocturno, bajo el título de Allah-Taala, el dios supremo y creador.
Tenía tres hijas, al-Lat, al-Uzza y Manat, diosas respectivamente del Sol, del planeta Venus y del destino.
Si es que Allah fue tratado como un dios de la Luna, esto no es difícil de entender. Los árabes beduinos del período pre-islámico eran sociedades pastorales, en un terreno desértico en que los viajes eran imposibles de realizar durante el día, debido al insoportable calor. A consecuencia de esto, sus vidas giraban en torno a la vida nocturna, en torno a la Luna y las estrellas. Para ellos, la Luna era una entidad absolutamente santa, con lo que no es raro que se convirtiera en su primer y mas importante dios. Es en este sentido en que el difunto Philip K. Hitti escribe que el culto a la Luna es mas común en sociedades pastorales, mientras que el culto al Sol lo es, por obvias razones, en sociedades agrícolas (Hitti, 2002, p.97).

Sin embargo, el hecho de que el Corán nos muestre a la Luna como un ser subordinado a Dios (Corán  22:18), y el que los mecanos lo reconocieran como el creador de la Luna, lo que se deduce de Sura 29:61-63, parece contradecir esa idea.

Y si les preguntas quién creó los cielos y la tierra y subordinó al sol y a la luna, sin duda que dirán: Allah.
¿Cómo entonces inventan?
Allah hace abundante la provisión para quien quiere de Sus siervos y la hace restringida (para quien quiere).
Realmente Allah tiene conocimiento de todas las cosas.
Y si les preguntas quién hace que caiga agua del cielo con la que da vida a la tierra después de haber estado muerta, dirán sin duda: Allah. Di: Las alabanzas pertenecen a Allah, pero la mayor parte de los hombres no entienden.


Respecto a esta aleya, el gran exégeta del Corán Ibn Kathir  reconoció tácitamente que se refiere a los idólatras paganos.

En lo que los historiadores si están de acuerdo es en que el Allah árabe se originó en Siria. Los arameos que habitaban la región alrededor del 1300 aC adoraban con fervor a unas pocas deidades: Haddad, el dios de la tormenta, Alaha, el dios del cielo, y la diosa Athargatis. Estos sirios probablemente consiguieron a Allah de Babilonia. Según muchos historiadores, Alaha es el nombre sirio de Allah (Walker, 2004, p.20).
Los nabateos, según el mito descendientes de Ismael, fueron los primeros en llevar el culto a Allah a Arabia desde Siria. Los nabateos probablemente adoraron a Allah con otros nombres también, tales como Elh y Alh.

Las palabras mas santas del Islam son Bismi Allah (En el Nombre de Allah). Estas palabras tampoco son una invención de Muhammad. Los paganos de la Meca usaron esas dos palabras en sus rituales, aunque con poca frecuencia. Llamaron a este ritual Tasmiya. Probablemente procede de la costumbre hebrea de nombrar a HaShem cuando recitaban la Torah.

Además de a Allah, los nabateos trajeron a un gran ídolo masculino llamado Hubal. Este Hubal fue colocado en el recinto de la Ka'ba, convirtiéndose pronto en el dios principal del recinto.
La escasez relativa de pruebas respecto al papel de Hubal en la mitología islámica nos hace imposible conocer con exactitud su función. Si sabemos sobre él que su nombre procede de las palabras Hu (El, espíritu o dios) y Baal que era el dios de Moab y que significa "maestro" o "señor". Sobre esta base de pruebas se sostiene la hipótesis de que Hubal pudo haber sido un sacerdote o incluso un rey nabateo deificado.  Los historiadores árabes creen que Hubal pudo haber sido originalmente una variación del mismo Allah  (Walker, 2004, p.31).

¿Porqué subrayo esto? Por que está muy extendida entre los musulmanes la creencia de que el dios lunar de los árabes mecanos era Hubal y no Allah, cosa que está lejos de estar demostrada. Lo que si es un hecho es que en la Arabia preislámica, el Corán lo atestigua, existía  el concepto de Allah.

No hay comentarios:

Publicar un comentario