miércoles, 14 de marzo de 2018

Murió Stephen Hawking...¿O no? Por que el profesor Hawking siempre será recordado.

El 14 de Marzo de 2018, a las 3 de la mañana, falleció el profesor Stephen Hawking, quien por mas de dos décadas ocupó -metafóricamente- la silla de Sir Isaac Newton.
Físico, cosmólogo, y un poco soñador,  Hawking se volvió conocido, entre otras cosas, por la enfermedad que lo dejó postrado en una silla de ruedas.
Durante su vida, fue conocido por muchas cosas. Amante de la polémica, ha realizado afirmaciones de lo mas escandalosas, desde afirmar abiertamente -y con argumentos mas que criticables- la inexistencia de Dios, hasta argumentar en contra del SETI y su afán por contactar con vida alienígena.
Pero hay una de ellas, que destaca, una por la que será recordado mientras la humanidad viva:

Esto, amigos míos, es la ecuación de la radiación de Hawking, o temperatura de Hawking. Que es esencialmente la temperatura de los agujeros negros.
Con esto sucederá algo parecido a lo ocurrido con Max Planck y la constante que lleva su nombre (Con cuyo descubrimiento inició la física cuántica).
La idea de Hawking es que los agujeros negros se desintegran con el tiempo. Esto gracias a la emisión de fotones.
En sus palabras los agujeros negros no son tan negros.
Quería hacer esta humilde entrada como mi último respeto hacia el fallecido profesor. Uno de los hombres que, pese a sus fallos, mas admiré durante mi corta vida.
Espero que, sea lo que sea que el cosmos haya hecho con su "alma", se encuentre en paz y reposo.
Feliz eternidad, profesor.





No hay comentarios:

Publicar un comentario