martes, 21 de noviembre de 2017

Sobre el conflicto árabe-israelí.

Sin duda alguna; uno de los enfrentamientos geopolíticos que mas resuenan en las últimas décadas es el conflicto territorial entre el Estado de Israel y la Autoridad Palestina (Con la participación de algún que otro grupo terrorista de relevancia como Hamás).
Sin embargo, con todo; este es lastimosamente muy desconocido a nivel histórico; lo que da lugar a numerosas y dañosas malinterpretaciones de los hechos.
Una de las visiones con respecto al conflicto; es que este se inició a raíz de la toma por parte del pueblo judío de territorios históricamente palestinos; aunque como veremos a continuación; esto está lejos de ser correcto con precisión; y en todo caso estaría lejos de ser la causa auténtica del conflicto.

Hay que decir que en principio; la tierra de Palestina contaba con población tanto judía como árabe; distribuida da forma no uniforme a lo largo del territorio; y esta era controlada por terratenientes que no habían hecho mucho por ella.
Cuando el sionismo incitó a cientos de miles de judíos a "regresar" al Israel natal de su pueblo; ambos elementos determinaron la geografía del futuro Estado de Israel: Por un lado; el área hebraica fue poblada por inmigrantes procedentes de todo el mundo;  para mas adelante proceder a la compra de territorios bajo el dominio de los terratenientes anteriormente mencionados.
Esta distribución demográfica sería la base de la repartición de la tierra cuando Israel y el Estado Palestino son fundados en el año 1948; tras la Declaración de Balfour.
Ese mismo día; Israel era invadida por primera vez; en lo que se conocería como la primera Guerra Árabe-Israelí; en que el joven Estado judío saldría victorioso frente a seis ejércitos diferentes.
Hay que decir que la invasión recibió pleno apoyo de los habitantes del vecino Estado palestino y de buena parte de la población árabe local. Tampoco tenía esta guerra el propósito de recuperar territorios para Palestina ni muchísimo menos. ¿De dónde salió entonces la guerra? La explicación sencilla es que de los judíos. Es políticamente incorrecto y decirlo; pero el Corán no habla precisamente maravillas de ellos.
Habría una segunda invasión tiempo después: La del 67; en la que nuevamente Israel saldría victorioso.  Israel había logrado para entonces ocupar buena parte del territorio palestino en represalia; lo que resultaría eventualmente en el surgimiento del grupo terrorista Hamás (Declarado así por cuatro países).
El conflicto con esta organización  nacionalista e islámica resultaría en una de las mayores crisis humanitarias del siglo XX y lo que va del XXI; especialmente en la zona de franja de Gaza; en que mas de 700.000 palestinos deben aguantar un bloqueo de todo tipo de material que Israel impondría con el fin de debilitar a su enemigo después de que la región fuera brevemente desocupada en 2004; tras lo cual acabó bajo el gobierno de Hamás (Por elección popular; hay que decir).
El que Hamás esté lejos de rendirse, los abusos contra población civil a causa del rechazo mutuo por tantos años de enemistad y un tercer factor, las colonias israelíes; son las tres causas de la profundidad de un conflicto difícil de resolver.
Pero centrémonos en esto de las colonias. En principio; hay que decir que son ilegales hasta para las leyes israelíes; además de dificultar la paz ya que limita la soberanía de un hipotético Estado palestino formal.
Pero por otro; en realidad no cambiaría mucho. A fin de cuentas; una de las grandes causas del conflicto es el odio religioso y seguramente pasaría lo mismo que sucedió en Gaza después de que Israel la entregó a cambio de paz: El enemigo tendría nuevas bases desde donde atacar; y no dudaría en usarlas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario