domingo, 29 de octubre de 2017

Sobre la derecha alternativa.

El Alt-Right es uno de esos movimientos que, como sucede en ocasiones en la Historia; consigue poner en jaque a todo el stablishment intelectual pese a su, hasta cierto punto; vacuedad en ese sentido. Es un movimiento polifacético: Desde fascistas hasta liberales-libertarios; pasando por conspiranoicos varios y (Lo mas peligroso) negacionistas del cambio climático y reaccionarios de distinto tipo. Es así mismo; el movimiento mas grande entre lo que podríamos llamar la extrema derecha norteamericana, superando por mucho al Ku Klux Klan pese a su juventud como estructura ideológica.
Y es que es evidente que algo está fallando.. Y me gustaría en este artículo señalar que es.

Iré directo al grano: El Alt-Right es efecto de la normalización cultural de los patrones de crítica destructiva y sistemática hacia la cultura occidental; que al volverse cultura deja de ser rebelde. O en otras palabras: El afán de la izquierda por desarmar ideológicamente al capitalismo y sus derivados ha generado que el joven, rebelde pro naturaleza; vea esa rebeldía no en camisetas del Che Guevara; sino en figuras como Milo Yiannopulos o incluso el presidente de los Estados Unidos Donald Trump.
Aunque no hay que ignorar otras variables; como el hecho de que, como se ha venido demostrando en este blog; buena parte del discurso progresista se basa en mentiras; mentiras que, especialmente en Europa; sus promociones tienen y tendrán próximamente desastrosos efectos.
Hay un último factor; y es el hecho de que la izquierda se ha distanciado cada vez mas de los intereses de la clase obrera en pos de vanguardias progresistas. Esto ha causado que el hombre blanco ex-clase media; vea como es desplazado de las políticas públicas  en beneficio de minorías varias; viendose así abandonado y lanzándose a los brazos del primer "hombre bomba" que amenace con destruir el sistema que le ha quitado todo; como bien explicó Michael Moore en su tristemente desapercibido Trumpland.
Y es que no CNN: No es que mágicamente todos se volvieron neonazis y racistas; es que la gente que tenía que hacerte frente se ha vuelto con el paso del tiempo el sistema ella misma.
Si queremos impedir que las locuras de Trump (En materia económica y ecológica especialmente) hagan mas daño; los hombres ilustrados del mundo deben aprender a recuperar a esa clase obrera desamparada; a esos hombres y mujeres blancos y de clase media-baja  que votando por Donald Trump votaron una esperanza; que quedará frustrada como frustrada quedó la de los obreros alemanes e italianos que, desencantados de las izquierdas; decidieron optar por las síntesis alternativas.
Y es que así lo reza el viejo dicho: Si no escuchas a la Historia; te verás condenado a repetirla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario