jueves, 5 de octubre de 2017

Mitos de la Historia: Los éxitos económicos del fascismo.

A la extrema derecha y la extrema izquierda siempre les ha encantado eso de inventarse teorías conspirativas y reescribir la Historia conforme sus intereses ideológicos y políticos. Y es que si bien todo aquel con ideales firmes es potencialmente un mentiroso (Con lo que Nietzsche hubiera estado muy de acuerdo) siempre han sido aquellos mas alejados de la realidad quienes mas lo necesitan. Y es difícil estar mas alejado de la realidad que quien atribuye a una sola variable (El judío/el Imperio) todos los aspectos de nuestro mundo que quisiéramos olvidar.
Pero vayamos al tema. El día de hoy quisiera hablar un poco sobre uno de los; "relatos fuertes" de la extrema derecha europea y mundial: El éxito económico y en bienestar social del fascismo italiano y del nacionalsocialismo alemán; así como de otros relatos procedentes de otra parte del espectro político, los liberales; que le atribuyen un carácter socialista. Empecemos por este último.
Hace tiempo escribí yo un artículo sobre este tema, tratandolo desde lo filosófico; pero quisiera ahora ir a cuestiones mas concretas. Es un mito largamente extendido por el ultraliberalismo económico; que parte de la premisa de que el fascismo contiene en su ideario elementos como el control estatal sobre la economía. Y es que es cierto que Mussolini aplicó un plan económico dirigista. Pero también es cierto que el fascismo carece de un ideario económico en si mismo. Y las ideologías existen en el plano de las ideas. Es por ello que así tenemos fascistas partidarios de una potente intervención estatal; como fascistas admiradores de la figura de Augusto Pinochet y de sus políticas. Esto por no mencionar que quienes dicen esto saben mas bien poco de la Historia de Italia; ya que hasta la Gran Depresión; Italia sostuvo en todo momento un régimen económico liberal; con rajas salariales y flexibilizacion laboral incluidas.
Pero pasemos al "plato fuerte" del artículo. Es decir; a las historias sobre las bondades del régimen fascista.
Veamos un poco de Historia: Después de 1925; el Ducitaliano Benito Mussolini comienza a desarrollar, de acuerdo a los lineamientos de su ideología; un Estado totalitario en que el Estado y el Partido quedaran completamente identificados. En 1926; la Ley Rocco prohíbe todos los partidos políticos a excepción de los fascistas; y también a los sindicatos en consonancia con el ideariofin nacionalista y, en menor medida; política económica liberal del Partido en ese momento.
Posteriormente, en 1934 y esta vez en la dirección del protecionismo en auge a nivel mundial; los sindicatos fueron reintegrados por medio de 22 corporaciones que contaban también con representación patronal. Hay que decir que de todos modos Mussolini nuna prescindió del todo de los subsidios a la industria pesada y, mal que le pese a los conspiranoicos de ultraderecha; a la banca.
El nivel de vida de Italia fue hasta el 34 uno de los mas bajos de Europa. El desempleo; aumentó en casi 100.000 personas entre 1924 y 1934; y el salario se redujo, por períodos; hasta un 10%.
En Alemania, aunque es reconocible un auténtico milagro económico en materia de crecimiento industrial; se ha sobreestimado muchas veces su impacto en las clases medias y bajas.
Vamos a ver: Se hizo mucho; pero esto en base a congelar los salarios de los obreros y mantener largas jornadas laborales de 10 horas en promedio. Esto por no mencionar la deuda pública contraída por el Estado para los programas sociales y la reducción en calidad y el aumento del precio y reducción de calidad de los productos a raíz del proteccionismo imperante.
Hay que decir, además; que el que falten trabajadores para tanto empleo no es raro en los casos en que una nación se prepara para la guerra.
Por último; me gustaria decir que el presunto patron trabajo del que tanto presumen los neonazis modernos no es solamente un fraude histórico; sino que es imposible de aplicar en la realidad. ¿Porqué? Por que sería necesario tener un individuo analizando cada obra paso a paso. En otras palabras; una burocracia inmensa. Además; si imprimieras dinero a gusto bajando los impuestos la inflación aumentaría sin importar que tan productiva sea tu inversión. El capital monetario se acumularia en la economía aumentando los precios mas de la cuenta; sin olvidar los posibles daños en ella cálculo empresarial que eso puede producir.
En las ciencias sociales nunca hay soluciones milagrosas. Y no debemos, por tanto; caer en el error de aceptar idearios reaccionarios o de otro tipo en nombre de muy dudosos milagros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario