viernes, 27 de octubre de 2017

La crisis de refugiados: Algunas reflexiones sobre Medio Oriente.


Resultado de imagen para Islam will dominate the world


Europa está viviendo un evidente choque de culturas que, a pesar de ser silenciado por la prensa se vuelve cada vez mas visible a través de redes sociales y medios alternativos. Desde manifestaciones masivas en pro de la imposición de la Sharia en países occidentales  hasta patrullas islámicas regulando zonas enteras de ciudades europeas.
En Suecia; mas de 50 zonas de la capital Estocolmo son controladas por pandillas de inmigrantes/descendientes de origen árabe. Una versión primermundista de las tan peligrosas "zonas libres" que tan bien conocemos en Sudamérica. Francia tampoco se queda atrás; con zonas que el mismísimo ejército está planteándose recuperar cuando la policía es incapaz de hacerlo. Y pese a todo; aquí seguimos. Indolentes, desinformados; y con poca o nula resistencia a lo que es la manifestación predecible de las tendencias expansionistas de una cultura tribal.
En el presente artículo; planeo presentar ante ustedes un análisis desde mi humilde perspectiva de lo que podría ser la mayor catástrofe de la historia de Occidente hasta la fecha; calentamiento global aparte.

Hay que empezar por decir lo elemental: Es un error pretender que la fe islámica es la variable determinante de esta actitud casi invasora de parte de los inmigrantes medioorientales en Europa. Los musulmanes son 1.600 millones: Si todos ellos tuvieran esas tendencias; hace rato que habríamos visto una Tercera Guerra Mundial. De hecho; la mayoría de ellos habitan no en Medio Oriente y el norte de África (Menos del 20 por ciento) sino en Asia; donde con la Sharia conviven varios sistemas diferentes que van desde opresivos tradicionalismos hasta democracias liberales al estilo occidental. 
La verdadera fuente no es una; sino varias.
La región de Medio Oriente (Que por cierto es origen de casi todos los terroristas islámicos) ha presentado a lo largo de la Historia un fuerte sentimiento tribal; que los conflictos territoriales disparados por los acuerdos Sykes-Picot (En que Gran Bretaña y Francia organizaron a su gusto los restos del Imperio Otomano) de 1915 han disparado hasta formar un tipo de cultura marcial; expansionista.
Otro factor a tener en cuenta es el hecho de que en Medio Oriente ha desarrollado, a raíz de esa misma cultura tribal; una fuerte identificación con su religión mayoritaria; hasta el punto en que, tal y como lo señala el psicólogo danés Nicolai Sennels; se sienten atacados personalmente cuando su fe es agredida. Añadámosle a esto una cultura en que estar colérico es un valor positivo y ya tienes un hombre bomba listo para hacerse explotar cuando tengan la oportunidad.

Pero ¿Realmente hay de que preocuparnos? ¿Que riesgos existen si todo esto se profundiza? He aquí un posible escenario.
En principio; hay que decir que no habrá un reemplazo étnico. No a corto plazo al menos. Se cree que para 2030 los musulmanes serán "apenas" el 25 por ciento de la población europea. Sin embargo; hay que preguntarse cuantos individuos con las características culturales anterior mencionadas son necesarios para desestabilizar una sociedad.
En base a lo visto podemos predecir que la criminalidad y los conflictos étnicos irán en aumento. Los europeos no estarán dispuestos a dejarse someter tan fácilmente; y presentarán una resistencia incluso armada en cuanto esto empiece a volverse mas general. En el largo plazo el efecto podría ser una guerra civil.
Sin embargo eso no será todo. A consecuencia de la decadencia europea se verá un ya observable nuevo auge de la extrema derecha; hasta un retorno del fascismo en el futuro cercano; especialmente en América Latina y Estados Unidos.
Pero quizá aún no sea tarde. Decía Oswald Spengler que nunca se debe renunciar al deber de la lucha. De lo contrario; se puede transformar una pasajera crisis en la decadencia de la civilización.
La civilización fundada en la democracia y la Ilustración puede ser salvada; pero hay que querer salvarla. Y para eso se requiere de una resistencia formal ante los nuevos totalitarismos del siglo XXI; empezando por el que terminará de desencadenarlos: El árabe mediooriental.

No hay comentarios:

Publicar un comentario