jueves, 12 de octubre de 2017

Feliz Día de la Hispanidad.

Con cierto atraso; quisiera escribir este artículo con la intención de celebrar el aniversario de la unión entre el mundo europeo y el americano hace ya mas de 500 años. Y es que no falta quien considera (No sin algo de razón) a este día como la conmemoración de algo fatídico y lamentable como lo es el genocidio y sometimiento por parte de Europa de millones de indígenas americanos; sin olvidar el saqueo y destrucción de civilizaciones avanzadas.
Pero no podía dejar pasar esta fecha para derribar algunos de los mitos que rodean a la conquista europea del territorio americano.
Hay que decir que en principio sí, hubieron muchos abusos de particulares en la conquista. Las narraciones de Fray Bartolomé de Las Casas son testimonio de ello. Pero no existió, en principio; un interés abierto de parte de la Corona española de cometer tales abusos. Las Leyes de Indios y demás instituciones lo prueban; aunque en una época con tan mediocres sistemas de comunicación no es extraño que el control fuera total o parcialmente inefectivo.
Se subestima sin embargo el contexto histórico a la hora de juzgar esta época; ya que si bien hoy condenaríamos una invasión de esa categoría no debemos olvidar que la tendencia promedio de la época era destruir o someter sin dejar derecho alguno a las razas llamadas inferiores; como bien pueden testificar las incontables víctimas del imperialismo británico en el País del Norte. Aquí, por otro lado; fueron hasta frecuentes las alianzas de pueblos oprimidos con los españoles. El mejor ejemplo es el caso de Hernán Cortés y los mexicanos
Y es que España, contrario a parte del discurso indigenista moderno; no tuvo un modelo fenicio de Imperio (Uno de expoliación y saqueo sistemático) como si lo tuvo Inglaterra. Su modelo fue románico, integrador; el reavivado sueño del Imperio del Mundo de la Antigua Roma pero esta vez bajo el sello de la Cruz cristiana. Prueba de ello es que sólo el 20 por ciento de todo lo explotado en América se iba a Europa en el Imperio Español.
Y es que se ha bastardeado tanto la herencia europea de nuestra cultura; se la ha satanizado tanto en el intento de Inglaterra y las élites locales de crear sus respectivos relatos; que hoy parece que olvidamos la barbarie cometida por los aztecas mientras recordamos con merecido horror los abusos del Potosí.
Un perdón y aceptación para con España es lo que merece Hispanoamérica para estas alturas. Seguir mirando al pasado sólo nos llevará al atraso y el ascenso de demagogos.
Por todo esto y por que la Historia de la cultura creada por la fusión de España y América así lo demanda; les digo hoy; Feliz Día de la Hispanidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario