lunes, 23 de enero de 2017

¿Es el fascismo socialista o de izquierda? No; no lo es.



Desde el liberalismo económico; con frecuencia se intenta equiparar a dos aberraciones políticas que tan sólo tienen en común esa condición. Existe un amplio desconocimiento  con respecto a las características internas del socialismo en sus diversas variantes y las ideologías frecuentemente referidas como extrema derecha; que ha conducido a ciertos errores conceptuales relacionados con las características de cada uno y la forma en que pueden ubicarse en el espectro político. Y es que, utilizando a la economía como eje central; muchas personas han llegado a afirmar que movimientos como el fascismo italiano o el nacionalsocialismo alemán pueden ser calificados de izquierdistas o mas aún; que son esencialmente iguales al socialismo marxista o que pueden ser calificados como una forma de socialismo.
En el presente artículo; me propongo evaluar la veracidad de estas afirmaciones.
Como el tema es algo largo; plantearé la situación como si de un debate entre dos partes se tratara. Es decir; comenzaré por exponer el argumento en cuestión y luego procederé a refutarlo.
Pero antes; una muy breve reseña:

El fascismo es un movimiento político de carácter ultranacionalista, ultraconservador y militarista surgido en la Europa del período de entreguerras. Originado inicialmente en la Italia de Mussolini; pronto se transmitió por todo el continente hasta transformarse en la fuerza política dominante de varios países. Una de sus vertientes mas destacables; fue desde  luego el nacionalsocialismo alemán encabezado por el conocidísimo Adolf Hitler; que le añade a la ideología un elemento racista y abiertamente antisemita. El objetivo último de la política fascista es la construcción de lo que se denomina un Estado corporativo; basado en una forma de solidaridad social orgánica y una división social de las funciones fundamentado en el culto a la nación y la patria y a un elevado grado de intervención burocrática en la vida social y económica.

La izquierda, por su parte; comprende una amplia gama de ideologías asociadas con conceptos como la justicia social, la búsqueda del progreso entendido como el progresivo alejamiento del orden tradicional; y la justicia social. Dentro de ella; uno de los grupos ideológicos mas destacables son aquellos que pueden identificarse bajo el título de; "socialismo" (Esto es; que abogan por la total o parcial colectivización de los medios de producción o de los productos sociales en general). Entre estos últimos; el que mas destaca es el comunismo; derivado de la filosofía marxista. El marxismo, básicamente; es un sistema filosófico fundado por el filósofo y escritor alemán Karl Marx a mediados del siglo XIX. Este retoma conceptos de los viejos socialistas utópicos; añadiéndoles algunos elementos historicistas y revolucionarios. Muy por encima; el marxismo concibe al capitalismo como un sistema inherentemente explotador que, como todos los que han existido antes de él; lleva en si mismo el germen de su autodestrucción debido a las contradicciones económicas y de clase que produce. Siendo un sistema inherentemente explotador e injusto; conduce a una situación en que la clase trabajadora no puede obtener beneficio alguno del incremento de la capacidad productiva;  sino que muy por el contrario; se ve perjudicada y empobrecida por el. Esto conduciría a una maximización de las contradicciones de clase que generaría, eventualmente; a una revolución en toda regla con destino a una sociedad sin clases ni propiedad privada. Esta revolución se produciría (Según los autores mas prominentes del comunismo) en tres fases; la transicional; la toma del poder político a manos del proletariado; fase en que se utiliza dicho poder para destruir a los enemigos de clase y colocar los medios de producción en manos estatales; el socialismo; que con numerosas vertientes es un modelo en que el Estado casi monopoliza los medios de producción; con el fin de incrementar la productividad de los medios dejados por los capitalistas a través de la planificación centralizada (De mas está decir que no funciona) manteniéndose algunas cooperativas privadas; para finalmente alcanzar el comunismo; una sociedad en que el Estado y las clases sociales son efectivamente abolidos al no existir los medios materiales y sociales que permiten su existencia.

Bien: ¿Y cómo es que nuestros amigos liberales (La mayoría) llegan a equiparar ambas ideologías; o se refieren al fascismo como; "de izquierdas"? Pues buena parte de los argumentos que validan esta posición;  proceden del desconocimiento de algunas de las cosas que acabo de explicar y otras que aclararé mas adelante.

En principio; suelen desconocer casi completamente las ideas del socialismo como ideología; y del marxismo en particular. La visión (No del todo errada) que la mayoría de la gente tiene del socialismo, el comunismo y los modelos asociados a la izquierda en general; es la de un sistema basado en un férreo control burocrático sobre la economía; implique propiedad colectiva o no.
En base a esto; mucha gente realiza afirmaciones como: "La única diferencia entre el fascismo y el marxismo es que el fascismo tolera la propiedad privada. En ambos el Estado interviene en economía; por lo que los dos son de izquierda."
Ya vimos que lo primero es, a nivel económico; erróneo (El control estatal sobre los medios de producción es tan sólo temporal y transitorio); pero hay mucho mas. En principio; las base filosóficas del fascismo son casi opuestas a las del socialismo marxista. Mientras que, acorde a los principios del materialismo histórico; el marxismo concibe a la historia como un proceso evolutivo basado en el desarrollo de los medios de producción, en el cual toda la superestructura social que rodea a la economía (El Estado, las leyes, la religión, la moral, etcétera) es variable en función de ella; el fascismo concibe a la historia como un proceso de desarrollo espiritual del ser humano; un progresivo avance hacia la plenitud de unos valores considerados superiores e inmutables. En particular; el nacionalsocialismo (Que por su terminación es frecuentemente víctima de mal interpretaciones); reemplaza la lucha de clases como motor de la historia por una lucha entre razas y pueblos en que sólo los mejores vencerán. Pero hay mas: Esos "valores eternos" a los que responde son, como ya dije; reaccionarios. Conservadores en extremo. Algo totalmente contradictorio con los ideales marxistas relacionados con cosas como; "abolir la familia, la patria, la nación, la tradición"; las viejas prácticas e ideas; en resumen; tendencia presente, en mayor o menor grado; en la izquierda en general. El fascismo tiene por objetivo último una sociedad aristocrática y autoritaria basada en principios conservadores; con un Estado abiertamente imperialista (Cosa que, aunque en la práctica se ha concretado en la URSS y es contemplada en teorías de diversos autores marxistas ; no es vista como un fin en si mismo sino como un medio para la expansión de la revolución); modelo que poco y nada tiene que ver con un régimen basado en comunidades autogobernadas, igualitarias y liberales a mas no poder. El marxismo considera, por su parte; que el Estado-Nación moderno no pasa de ser una creación de la burguesía en pos de sus propios intereses económicos; desarrollada hacia finales del siglo XVIII y comienzos del XIX.

En relación a lo segundo; hay varias cosas que acotar:
1) No podemos olvidar que la intervención económica no es monopolio de la izquierda. Los conservadores del pasado destacaron por formas de proteccionismo e intervencionismo agresivo. El mercantilismo es el mejor ejemplo.

No está de mas aclarar, además; que la categorización de una ideología en el espectro no se basa en sólo una de sus características. Generalmente; se realiza un compendio de varios aspectos de la misma. Es por tanto; erróneo utilizar la economía fascista como base única para ese punto.
Por supuesto; si utilizas un sistema de clasificación diferente al generalizado; puedes afirmar lo que desees pero debemos tener reglas comunes. No se puede jugar al golf con las reglas del tenis.

¿Pero; y que hay de las afirmaciones de los jerarcas del fascismo con respecto a la naturaleza socialista del movimiento?

Añadir leyenda

Hay varias cosas que aclarar en este apartado:

1)Cuando un fascista habla de socialismo; no se refiere a lo mismo de lo que hablaría un izquierdista. dentro de la retórica fascista; el término posee dos significados diferentes pero interrelacionados: En esencia; el individuo socialista es aquel que antepone el bienestar ajeno, el bien común; al propio; tal y como  Goebbels lo declara en la imagen. En cuanto al significado social de la palabra; el socialismo es en realidad; se refiere a cualquier modelo socio-económico que provea a la población media de bienestar.
En este sentido; el propio Adolf Hitler expresó lo siguiente: "¡Socialismo! Es una palabra por completo desafortunada [...] ¿Qué significa realmente socialismo? Si la gente tiene algo que comer y sus placeres, entonces tienen su socialismo". Es de destacar que, incluso aceptando esto; el fascismo mantuvo la dinámica básica del capitalismo (La propiedad sobre los medios de producción era fundamentalmente privada; y la actividad del empresario privado no fue suprimida); pese al elevado grado de intervención en economía que manifestó. Es en este punto en que mucha gente llega a afirmar cosas como; En el socialismo también existe la empresa privada. Fíjate en Corea del Norte o la URSS. Bueno; es cierto que no todos los medios de producción en estos países pertenecen al Estado; pero no olvidemos que, de acuerdo a la teoría marxista (En la que, en última instancia; se inspiran los demás movimientos socialistas); casi todas estas empresas son en realidad cooperativas; anulándose la figura del capitalista propietario y beneficiario exclusivo de la empresa.
El fascismo es, entonces; algo que los economistas denominan Capitalismo de Estado, esto es; un modelo de bases capitalistas en que el Estado posee un papel central en el accionar económico; sin llegar a los extremos del socialismo clásico.

2)El fascismo se sirvió para su ascenso de las tendencias obreristas y anticapitalistas que caracterizaron el período de la Gran Depresión. En medio del mayor desafío que el capitalismo ha tenido que afrontar; el mundo vio un auge en Occidente del comunismo y el socialismo; cosa que Mussolini y compañía no tardaron en explotar. Su estrategia fue, básicamente; tratar de conciliar bajo el ideal nacional los intereses de burguesía y proletariado; aplicando una economía mixta basada en el keynesianismo militar.

Pero Mussolini y muchos otros fascistas fueron primero comunistas. Y Mussolini afirmó que su ideología era tan sólo socialismo nacional
Eso no quita que la base filosófica del fascismo sea completamente diferente a la del marxismo. La gente cambia.
En cuanto a lo segundo; ya me explayé sobre eso: No se refieren a lo mismo.

Pero ambos movimientos persiguieron a minorías étnicas y a homosexuales.
La diferencia está en que, en el caso de los segundos; no hay ninguna base teórica en el marxismo que lo valide (Caprichos de argentino), y en el de los primeros; hay un par de cosas que aclarar:
1)No todo el fascismo es racista. Esto es exclusivo del nacionalsocialismo y sus vertientes en Europa.
2)La persecución étnica en el marxismo tuvo muchas veces que ver con cuestiones económicas mas que raciales: En el caso de los judíos; Marx les atribuía el ser la encarnación de la burguesía; llamando a su exterminio (Véase; Sobre la cuestión judía). También se consideraba que ciertos grupos humanos estaban...socio-económicamente subdesarrollados; con lo que no podrían adaptarse a las exigencias de un Estado socialista. Y por último; ciertos casos particulares como el de los cosacos; que se aliaron con el zarismo en la guerra civil rusa.

Conclusión

Por mucho que te guste ver comunistas nazis; es toda una necedad y un acto de llano desconocimiento equiparar dos visiones radicalmente diferentes de la vida usando una única variable y un par de declaraciones malintepretadas. El fascismo/nacionalsocialismo NO ES DE IZQUIERDA; ni socialista (En el sentido clásico del término) ni muchísimo menos comunista. Tampoco considero, como muchos analistas; que pueda ser visto como una ideología de derechas; y ahora explicaré por qué.
Como vagamente expresé antes; en última instancia la clasificación de las ideologías en izquierda o derecha depende del lenguaje; de lo que a nivel lingüístico definamos como tales. Sin embargo; eso no quita que, acorde a la normativa establecida; no se puedan establecer una serie de normativas básicas que eviten contradicciones y confusiones innecesarias en cuanto a las características de cada grupo ideológico. Este es un problema que algunos políticos e intelectuales se han tomado muy en serio; y se han desarrollado varios métodos de clasificación.
Uno de los, a mi gusto; mas precisos y destacables es el llamado Gráfico de Nolan.
 Este, como bien pueden observar en la imagen; divide el espectro político no en dos sino en cinco facciones: Progresismo (Izquierda), Conservadurismo (Derecha), Liberalismo (Arriba), Totalitarismo (Abajo), y Centro (Que combina en forma equilibrada elementos de todos ellos). En
base a esto; el Gráfico de Nolan utiliza la compatibilidad con cada uno de estos extremos para clasificar a los sistemas ideológicos.
Y en base a esto ¿Qué son los fascistas y nazis según Memekistán? Totalitarios de derecha.
¿En que nos basamos para afirmar esto? Varios puntos que fueron expresados a lo largo del artículo:

Supresión parcial de la individualidad (Todo en el Estado, todo para el Estado, nada fuera del Estado, nada contra el Estado): El individuo es transformado en un elemento menor de una estructura social compleja; cuyo objetivo en esta vida es el cumplimiento de una función útil para la sociedad y el Estado del que forma parte.

Existencia de un partido único, con un líder carismático al que la sociedad rinde culto: Presente también (Como hecho o aspiración) en los regímenes socialistas y comunistas a nivel mundial; consiste en la monopolización del poder en manos de un grupo reducido meritocráticamente electo en el cual existe una figura autoritaria y socialmente atractiva e influyente (El Fhürer, el Duce u otras variantes). El casi culto a Hitler que manifestaron los alemanes de los años 30 ha llegado hasta nuestros días.

Conservadurismo moral y social: Apoyo acérrimo a la tradición de todo tipo; valores rígidos asociados a la masculinidad y la feminidad; culto a la patria, la nación y las raíces históricas. Todos ellos aspectos ideológicos coincidentes con la figura del conservador clásico.

Prácticas económicas neomercantilistas: Creación de monopolios privilegiados; con empresarios convertidos en casi pensionistas del Estado. Tendencia a la búsqueda de autarquía. Imperialismo y militarismo con fines económicos.

Elitismo, conspiracionismo y tendencias antidemocráticas: Rechazo por la democracia y apoyo a sistemas autoritarios y aristocráticos. Tendencia a apoyar teorías de conspiración asociadas con una campaña en contra de los valores que sostienen (Nacionalismo, valores familiares, monarquía, etcétera); siendo con frecuencia los responsables de las mismas determinados grupos étnicos (Judíos) o filosófico-políticos (Masones, Illuminatis; etcétera). El creer en conspiraciones judeo-masónicas no es, desde luego; monopolio de la derecha; pero sí el que dichas conspiraciones tengan esos objetivos. Este tipo de tendencias tienen antecedentes históricos complejos; pero siempre van asociados a la forma en que la acción de algunas personas afectaba los intereses de determinados grupos de poder; por ejemplo en el caso de la enemistad entre la Iglesia Católica y los masones que mas adelante pasaron a ser un chivo expiatorio ideal para la crisis monárquica del siglo XVIII.

Antiliberalismo: El fascismo comparte con el conservadurismo clásico la tendencia a percibir al liberalismo social y económico como una potencial amenaza para la estabilidad y salud de la sociedad y el Estado.

Irracionalismo: Se nutre de ciertas filosofías de las que el fascismo toma ciertos elementos (Siendo el nietzscheanismo la principal); y se manifiesta en su rechazo a la disidencia y el intelectualismo y en su culto a la violencia. Se encuentra también muy presente en ciertos aspectos del conservadurismo; por ejemplo en el aprecio positivo por la fe, la obediencia, el autosacrificio y su desprecio por los descubrimientos y razonamientos que puedan contrariar este tipo de ideas.






4 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. los liberales clasicos eran muy conservadores, me refiero a preservar la cultura OCCIDENTAL, eran super cristianos...etc, q puedes decir sobre eso ?

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. El Gráfico de Nolan se basa en las significaciones actuales de los diferentes sectores del espectro político. De acuerdo a eso; esos antiguos liberales podrían ser catalogados acorde a los parámetros actuales como liberales de derecha.

      Eliminar