martes, 24 de enero de 2017

El fraude del sacrificio ritual judío.




Añadir leyenda

El sacrificio ritual hebreo es una de esas leyendas medievales que, a raíz de la ignorancia de muchas personas;  ha conseguido llegar hasta nuestros días transformándose en uno de los mitos mas peligrosos de los que ciertos sectores del fascismo ; y el nazismo en su totalidad se sirven para sus propósitos políticos.
Básicamente; es una creencia originada en la Edad Media que, básicamente; consiste en unos supuestos sacrificios de niños gentiles efectuados por los judíos; en los que se entremezclan canibalismo y ciertas prácticas que fácilmente podrían ser consideradas un relato pornográfico para las retorcidas mentes de la Iglesia de la época; cosa que no está muy lejos de lo que efectivamente son.
El relato es simple: Un niño que aún no ha alcanzado la pubertad es secuestrado por un grupo de judíos para contenerlo en el interior de su sinagoga o en una casa de un judío importante hasta el momento de su sacrificio. En el proceso; los judíos se sientan a discutir sobre el asunto a la par que construyen y seleccionan diversos instrumentos de tortura y ejecución para la ocasión.

Llegado el momento (Generalmente durante la noche); la multitud hebrea se reúne en el sitio señalado para comenzar con el ritual. Se simula un juicio en el que el infante es presentado ante un tribunal; generalmente desnudo y atado; para dar inicio a una humillación barbárica en la que, además de insultos y burlas; el niño sufrirá diversas torturas físicas y mutilaciones; entre las que se incluyen la circuncisión, pinchazos con agujas, golpes, estrangulación...y latigazos. Finalmente; se lo condena a muerte; clavándolo en una cruz y asesinándolo a punta de lanza; a la par que se recoge su sangre en un recipiente con el fin de utilizarla con propósitos místicos (Consumo; en algunas versiones).

Desde su origen; los libelos (Como se bautizó a estas acusaciones); se han producido en diferentes partes de Europa y recientemente han sido importadas a Oriente Medio bajo la figura de los siempre fanáticos y muchas veces inmorales musulmanes.
Algunos de los casos mas famosos (Importado de Wikipedia):

Antigüedad clásica

Existen dos relatos de esta época que, posteriormente, se relacionaron con las historias medievales sobre este asunto. El primer caso conocido de libelo de sangre contra los judíos es del autor griego Apión ((siglo I. d. C.), quien afirmaba que los judíos sacrificaban en su templo a víctimas griegas. Esta acusación ha llegado a nuestros días, precisamente, por la refutación que de la misma realizó Flavio Josefo en su obra Contra Apión. Apión decía que cuando Antíoco Epífanes visitó el templo de Jerusalén, encontró a un cautivo griego que le dijo que estaba siendo engordado para ser sacrificado. Cada año, aseguraba Apión, los judíos martirizaban a un griego y se lo comían, mientras juraban odio eterno a los de su etnia. Apión repite probablemente una historia que ya circulaba con anterioridad, pues afirmaciones semejantes habían sido hechas en el siglo I a. C. por Posidonio y Molón de Rodas.




Inglaterra (1144)

El 20 de marzo de 1144, Sábado Santo, se registra el primer libelo de sangre de Europa contra los judíos. La comunidad judía de Norwich fue acusada de asesinato ritual después de que ese día se encontrara el cadáver del niño Guillermo de Norwich (1132-1144 con diversas heridas de puñal. Guillermo llegó a alcanzar el grado de mártir católico. Posterior es el caso semejante del santo niño Hugh de Lincoln (1255).
En 1189, la delegación judía que participaba en la coronación de Ricardo Corazón de León fue atacada por la multitud. El 6 de febrero de 1190 hubo un pogrom en Norwich y todos los judíos de esta villa fueron muertos en sus casas, a excepción de unos pocos que se refugiaron en el castillo. En 1290, los judíos fueron expulsados de Inglaterra y no se les permitió regresar hasta 1655.


España (hacia 1250)

La historia de Dominguito de Val, un niño de siete años asesinado y enterrado a orillas del río Ebro el 31 de agosto de 1250, al cual los zaragozanos católicos todavía le rinden culto. Es la primera noticia que se tiene de libelo de sangre en España.


Inglaterra (1255)

El caso de san Hugh de Lincoln es mencionado por Chaucer en sus Cuentos de Canterbury, y como consecuencia se ha hecho famoso.
Un niño de ocho años, de nombre Hugh, hijo de Beatrice, desapareció en Lincoln el 31 de julio de 1255. El 29 de agosto su cuerpo fue descubierto cubierto de suciedad en un pozo perteneciente a un judío llamado Copin o Koppin. El juez John de Lexington, que se encontraba en la zona, le prometió salvar su vida y Copin confesó que el niño había sido crucificado por los judíos que se habían reunido en Lincoln para ese propósito. Enrique III de Inglaterra llegó cinco semanas más tarde a Lincoln y se negó a cumplir la promesa, por lo que Copin fue ejecutado y 91 judíos de la ciudad fueron apresados y enviados a Londres, donde 18 fueron ajusticiados. El resto fue perdonado por la intercesión de los
franciscanos. Se mencionó que el cadáver del niño, una vez bajado de la cruz, fue utilizado para la realización de un ritual de adivinación por medio de la interpretación de sus entrañas.


Alemania (1267)

En Pforzheim, Baden, el cuerpo de una niña de siete años fue encontrado en el río por unos pescadores. Se tuvo sospechas de los judíos y cuando fueron llevados a ver el cadáver, el cuerpo empezó a sangrar por las heridas; cuando se les llevó por segunda vez la cara de la niña se sonrojó y alzó los brazos. Además de estos milagros, estaba el testimonio de la hija de la «mujer malvada» que había vendido la niña a los judíos.
Una investigación judicial ordinaria no tuvo lugar. Es probable que la «mujer malvada» fuera la asesina. El que judíos fueron ajusticiados como consecuencia de la acusación parece claro por la forma en que relatan la historia el Memorbuch de Núremberg y los poemas de la sinagoga que se refieren al hecho



Suiza (principios del siglo XV)

En su Crónica de 1423 Konrad Justinger afirma que en Berna en 1294 los judíos habían torturado y asesinado a un niño llamado Rudolph. La imposibilidad histórica del hecho fue demostrada en 1888 por Jakob Stammler, pastor de Berna.



España (1491)

De acuerdo con la leyenda del Santo Niño de La Guardia, un niño cristiano fue secuestrado y llevado a una cueva o jardín oculto en la ciudad de La Guardia (Toledo), en donde fue sujeto a un proceso que imitaba el juicio de Jesucristo. En la leyenda se hace énfasis en que el objetivo del asesinato era "obtener el corazón de un niño cristiano crucificado" y de una hostia consagrada para realizar un ritual de magia que produjera el enloquecimiento de los miembros del tribunal de la Inquisición. La iconografía de este personaje muestra el momento en el que uno de los judíos le entrega el corazón del niño crucificado a otro de los ejecutores.
Fueron ejecutadas cinco personas. Se cree que el caso fue fabricado por la Inquisición para facilitar la expulsión de los judíos de España. Cristóbal fue canonizado por el papa Pío VII en 1805 y, posteriormente, borrado del canon eclesiástico. Un pequeño grupo continúa afirmando la veracidad de la historia. Durante el siglo XVI se desarrolló una leyenda hagiográfica acerca del Santo Niño cuyo culto continúa celebrándose en La Guardia.


Hungría (1494)

En un caso en Tyrnau (Nagyszombat, actualmente Trnava en Eslovaquia) la imposibilidad de las confesiones obtenidas bajo tortura de mujeres y niños muestra que los acusados preferían la muerte como medida de evasión de la tortura. Admitieron todo lo que se les preguntó. Incluso dijeron que los hombres judíos menstruaban y que luego bebían sangre cristiana como remedio.

Hungría (1529)

En Bösing (Bazin, actualmente Pezinok en Eslovaquia) se acusó a los judíos de haber desangrado hasta la muerte a un niño de nueve años, tras sufrir una cruel tortura. Una treintena de judíos confesó el crimen y fueron quemados públicamente. Los hechos reales fueron develados más tarde, cuando el niño fue encontrado vivo en Viena. Había sido robado por el acusador, el conde Wolf de Bazin, para deshacerse de sus acreedores judíos en Bazin.


Siria (1840)

El affair de Damasco: en febrero, en Damasco, un monje católico, llamado padre Tomás, y su sirviente fueron asesinados. En este caso también se obtuvieron confesiones después de torturar a los acusados.

Hungría (1882)

En el libelo de sangre de Tiszaeszlár los judíos de la ciudad de Tiszaeszlár fueron acusados del asesinato ritual de una niña cristiana de 14 años, Eszter Solymosi. El caso fue una de las principales razones del alza del antisemitismo en el país. Los acusados fueron finalmente declarados inocentes.

Rusia (1911)

El juicio de Beilis: en Kiev, el jefe de una fábrica, Mendel Beilis, fue acusado de asesinar a un niño cristiano y usar su sangre para hacer pan ácimo. Fue declarado inocente por un jurado formado íntegramente por cristianos tras un juicio espectacular en 1913.


En países árabes y musulmanes:
Ya en la modernidad; los musulmanes nos deleitan con; "joyitas" como estas:

Varias ramas del gobierno sirio, incluyendo la dirección de la policía de Damasco, el Departamento de Antigüedades y Museos, el Ministerio de Seguridad y el Ministerio de Cultura, crearon una serie de televisión antisemita llamada Ash-Shatat (La diáspora). La serie se estrenó en Siria y en Líbano a finales de 2003 y se emitió en Al-Manar, una cadena de televisión por satélite que pertenece a Hezbollah. La serie está basada en los Protocolos de los Sabios de Sion y muestra a los judíos en una conspiración para dominar el mundo, además de mostrarlos como asesinos de niños cristianos, a los que extraen la sangre para hacer pan ácimo. La serie también fue emitida en Jordania en octubre de 2005 en la cadena por satélite Al-Mamnou. Tras las quejas al gobierno jordano por parte de organizaciones judías norteamericanas, el gobierno jordano hizo que la cadena de televisión eliminara la serie.

[Nota: Los Protocolos de los Sabios de Sion es un supuesto panfleto judeo-masónico robado en el que se detalla una conspiración judía para la dominación mundial. En realidad; está demostrado que el texto fue escrito por la Guardia Imperial Rusa con el fin de atacar al cada vez mas poderoso Partido Comunista; en el que había una gran cantidad de judíos; siendo su presencia especialmente grande en la cúspide del mismo. No está de mas aclarar que en modo alguno este fue un movimiento de carácter judío; cosa especialmente notoria teniendo en cuenta la persecución religiosa particularmente intensa sufrida por el judaísmo y el que la mayoría de los hebreos rusos eran liberales]

El 20 de diciembre de 2005, en una discusión con un analista político iraní emitido en la cadena de televisión iraní Jaam-e Jam 2, el autor del libro The History of the jews ("La historia de los judíos") que trabaja para el Tehran Times, Dr. Hasan Hanizadeh, afirma:

"Desafortunadamente, Occidente ha olvidado dos incidentes horribles realizados por los judíos en la Europa del siglo XIX ―en París y Londres, para ser más concretos―. En 1883, unos 150 niños franceses fueron asesinados de formas horribles en los suburbios de París, justo antes de la festividad de la Pascua judía. Investigaciones posteriores mostraron que los judíos los habían asesinado y tomado su sangre... Un incidente similar ocurrió en Londres, cuando muchos niños ingleses fueron asesinados por rabinos judíos."


Habiendo acabado con esta extensa introducción al tema (Que de haber leído con atención habrá otorgado al lector un conocimiento mas o menos detallado del asunto); procederé a su refutación; cosa sencilla teniendo en cuenta lo tan opuestas al judaísmo que resultan muchas de estas historias.

Hagamos una breve lista de las contradicciones con la fe judía que se encuentran en estas acusaciones:

1)Creo que no es necesario explicar lo que la Torah (Mas específicamente; los Diez Mandamientos contenidos en ella) nos dice sobre el asesinato. Con poquísimas excepciones (Ignoradas por las legislaciones occidentales actuales; y que no implican ningún sacrificio ritual); el asesinato de otro ser humano está totalmente prohibido por la Ley hebrea. Pero hay MUCHO mas.

2)El uso de sangre humana o de cualquier animal en la cocina está expresamente prohibido por el Kashrut (Una suerte de legislación culinaria que determina que puede y no comer un judío). De hecho; la sangre y otros fluidos humanos son considerados impuros (Levítico; 15). La sangre de los animales sacrificados debe ser extraída de los mismos y enterrada (Levítico, 17:12-13).
 Y mas aún: De acuerdo con el Levítico; la sangre de los animales sacrificados solo puede ser depositada en el Gran Templo de Salomón en Jerusalén; que ya no existía en la época de los libelos.

3)Mientras que el sacrificio de animales es una práctica contemplada en el judaísmo;  el Tanaj(Antiguo testamento) y las enseñanzas del Halajá señalan al sacrificio humano como uno de los males que separa a los paganos de Canaán de los hebreos (Deuteronomio, 12:31; y Segundo libro de los reyes, 16:3). Mas aún; la limpieza ritual para los sacerdotes prohibía incluso estar en la misma habitación que un cadáver (Levítico, 21:11).

4)La magia, la adivinación y demás prácticas de origen pagano están absolutamente prohibidas en el judaísmo (Deuteronomio 18 : 9 – 13; Levítico 19 : 31; Levítico 20 : 6, 1 Crónicas 10 : 13) . De hecho; en tiempos antiguos se castigaban con la muerte (Levítico 20 : 27). Por lo tanto; algo como que los judíos practicaban rituales de adivinación con las tripas de un niño o que usaban su sangre para curarse mágicamente es absurdo hasta el ridículo.

Es en este punto en que algunos defensores de estas patrañas se agarran como a un clavo ardiendo a una de las mas aberrantes prácticas de la antigüedad: El culto a Moloch.

Para que luego nos digan que el mundo va cada vez peor...
Moloch fue una deidad de origen canaanita adorado por fenicios, cartaginenses, sirios; y por algunos judíos apóstatas en cierto períodos. Era considerado símbolo del fuego purificante que a su vez representa el alma. Algunos historiadores lo identifican con Cronos y Saturno.

Representado como un humanoide con cabeza de toro o cuernos; su culto constaba de una forma especialmente horrida de sacrificio humano:
Se colocaba un bebé en los brazos abiertos de una estatua hueca de bronce  del dios; para luego encender un fuego dentro de la misma. Como es obvio; la estatua comenzaba a calentarse; generando que el niño muriera calcinado mientras los miembros del culto bailaban a su alrededor. En algunos casos; los brazos de la estatua estaban articulados de tal forma que una vez que el infante se encontraba en ellos; estos se levantaban; introduciendo a la víctima dentro del vientre del incandescente dios.

El que ciertos grupos de hebreos se distanciaran de su fe en beneficio de esta deidad; es un innegable hecho histórico. La propia Biblia así lo atestigua en mas de una ocasión (Como en; Levítico 18,21; Levítico 20,2-5; Jeremías 19,5; Ezequiel 16,20; o Sofonías 1,5).
Sin embargo; es un serio error relacionar el culto a Moloch con los libelos de sangre:

1)El sacrificio ritual a Moloch no tiene nada que ver con los supuestos sacrificios judíos medievales. Basta con analizar la descripción de unos y otros para darnos cuenta de eso; y esto por no mencionar el que con frecuencia se atribuía a los asesinatos hebreos una raíz mística, esotérica; y no estrictamente religiosa.

2)El culto a Moloch llevaba mucho tiempo desaparecido al momento de darse los libelos. Siglos; de hecho.

3)Incluso aunque las víctimas de los libelos efectivamente hubieran rendido culto a Moloch; no podrían ser consideradas judías. Parece que está de mas decirlo pero no es así: Eso efectivamente se les escapa a muchos conspiranói...perdón; a muchas personas.

4)Afirmaciones rocambolescas como que los judíos tienen una religión falsa y que guardan sus verdaderos rituales para su mundillo privado deben ser demostradas. Y no; un vídeo de una mujer delirando en el programa de Oprah Winfrey no basta. Afirmaciones extraordinarias requieren evidencias extraordinarias; mucho mas teniendo en cuenta la enorme cantidad de contradicciones en esa teoría (Por ejemplo el que los conversos o los judíos cristianizados no exploten con datos con respecto a esto; o que eso implicaría un titánico esfuerzo burocrático para evitar ser descubierto; o que es sumamente difícil emprender una doble vida a esa magnitud. Los judíos deben dejar como un novato a Leonardo Di Caprio...)


Conclusión


¿Y de dónde ha salido este costal de mierda? Se preguntará el lector sano. Pues; es una muuuuuuy larga historia. Muy por encima; se puede decir que diversos grupos eclesiásticos y nobiliarios se sirvieron de este tipo de mitos para deshacerse de sus acreedores, rivales de alguna clase; o para arrebatarle sus propiedades a los judíos ricos (Mas bien escasos en esos tiempos).

Mucha gente me podría salir con algo como; Tu ganas; los libelos son un fraude como la copa de un pino y soy un crédulo por habérmelos tragado. Pero aún así ¿No tienen que haber tenido la Iglesia, los nobles y la gente un general un buen motivo para inventarlos? ¿Pueden haber sido siempre inocentes esos judíos? Pues; todo esto presenta antecedentes muy antiguos y una explicación histórica realmente compleja.
Se sabe que el antisemitismo nace como tal tras la salida del pueblo hebreo de tierras egipcias; cuando un humillado Egipto recurre a la demonización del pueblo hebreo para justificar su versión de los hechos: No es que nos derrotaran y huyeran a Palestina; nosotros los echamos.
[Nota: Esta versión de los hechos presenta varias incoherencias; como el hecho de que Israel haya debido efectuar varias migraciones para llegar a la Tierra Prometida (Una explicación moderna a los cuarenta años en el desierto); o el hecho de que efectivamente hay registros egipcios de esa esclavitud. Se sabe que los hebreos convivieron en paz con los egipcios hasta la llegada de los hicsos; quienes los esclavizaron]
Según los egipcios; los judíos eran perezosos, leprosos y maquiavélicos por simiente; con lo que se los expulsó para evitar que se transformaran en un peligro para Egipto.
Estas creencias fueron legadas al Imperio Helenístico y de allí a Roma; que por su categoría de potencia hegemónica occidental se encargó de transmitirlas a Occidente. Una evidencia de esto es que, hasta la modernidad; el mundo árabe no fue testigo de libelos.

El motivo por el que el cristianismo adoptó estas ideas; fue en realidad táctico: Era una forma de competir con otra de las resistencias teológicas al Imperio; una estrategia para ganar adeptos en detrimento del judaísmo (Que, por otro lado; tampoco hizo muchos esfuerzos al respecto). Esto se vio reforzado por la errónea y muy probablemente fabricada idea de que los judíos fueron responsables de la muerte de Jesús. Si a esto añadimos el hecho de que el propio Jesús se manifestó de una manera...poco halagadora en relación a los judíos; tenemos el cóctel completo.

Al transformarse en religión mayoritaria; los cristianos se encargaron de mantener la ya antigua práctica de hacerle la vida imposible a los judíos: Fue precisamente la persecución a la que fueron sometidos; en la que les fue muchas veces imposible o poco seguro el dedicarse a labores como la agricultura o la ganadería la que propició que un inmenso número se abocara a tareas intelectuales y comerciales con el fin de subsistir (De ahí la gran cantidad de intelectuales y ese espíritu de empresa en el que tanto destacan); lo que les condujo eventualmente a crear las primeras redes bancarias de Europa (Siendo el clan Rothschild el mas célebre de los casos); o a transformarse en funcionarios menores de las monarquías europeas. Hay que aclarar que esto no impidió, sin embargo; que muchos de ellos vivieran literalmente en la miseria. Muchas veces, cuando las deudas los agobiaban o los campesinos empezaban a protestar con fuerza por los impuestos; solían recurrir a los libelos para deshacerse de los judíos o los usaban como chivo expiatorio para sus malas decisiones.

Hacia fines de la Edad Moderna; los sectores conservadores los usaron como explicación a la crisis de su amado Antiguo Régimen; llegando a relacionarlos con la masonería de la misma forma en que lo harían mas tarde con el comunismo.

Aclaro: Esto es una explicación extremadamente simplificada de la situación. El artículo no versa sobre aquel colosal y antiguo fenómenos que es el antisemitismo; con lo que obviamente la poca información que otorgo con respecto al origen del fenómeno esta muy incompleta. Posiblemente escriba mas sobre el asunto en el futuro; pero hasta entonces deberá el lector investigar por su propia cuenta.
Como le he agarrado gusto a esto de producir extensos documentos detallando algún asunto político o de otra índole; estoy pensando ya en cual podría ser mi próxima producción. Podría atacar a los Chicago Boys; o al comunismo...o tal vez; al feminismo. Ya les daré la sorpresa.
Hasta entonces; los exhorto a tener una mirada algo mas escéptica hacia la información que encuentren en la red. No negaré el poder de las tecnologías de la información para la transmisión de valiosos datos...pero hay que saber buscar. Es curioso como en una época en que se puede acceder a un banco de información tan grande con tan solo apretar un botón; puede un incauto ser engañado con la misma facilidad en que lo era en tiempos medievales. Mucha gente cree por ignorancia cosas como que; el dinero es deuda, la Reserva Federal es un banco privado, o que; los jesuitas crearon el comunismo. Eso podría parecer un algo menor de no ser por sus implicaciones: La historia nos da numerosos ejemplos de como en tiempos de crisis la difusión acrítica de ideas peligrosas y falsas pueden conducir a situaciones que no queremos experimentar. No apoyo la censura. En ninguna de sus formas. Pero así como todo el mundo tiene el derecho de disentir y criticar; es también su deber moral, social e incluso legal; el combate abierto contra el engaño, la falsedad; y sus siempre malintencionados creadores.

Los despido de esta entrada con estas ya antiguas pero aún vigentes palabras:


Cuando los nazis vinieron a llevarse a los comunistas, 
guardé silencio,
porque yo no era comunista.
Cuando encarcelaron a los socialdemócratas, 
guardé silencio,
porque yo no era socialdemócrata.
Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas, 
no protesté,
porque yo no era sindicalista.
Cuando vinieron a llevarse a los judíos,
no protesté,
porque yo no era judío.
Cuando vinieron a buscarme,
no había nadie más que pudiera protestar.

                                                                Martin Niemöller (1892-1984)



























1 comentario:

  1. Por si alguien se lo pregunta; no; NO SOY JUDÍO. Ni étnica ni religiosamente. Soy agnóstico, de ascendencia hispana y no muy apegado a la fe aunque si a la verdad. Mis motivos para escribir este artículo se dan a entender al final del mismo.
    Como sea: Agradezco al lector y como siempre invito al debate en la caja de comentarios.
    Muchas gracias.

    ResponderEliminar